Nuestro Blog
"El valor de los residuos"
"El valor de los residuos"

Compartir:

Una introducción a la Responsabilidad Extendida del Productor

¿Qué es la Responsabilidad Extendida del Productor? Y cómo aplicarla,

25 julio, 2023

/ 10 minutos de lectura

Dados con icono de fábrica, siendo resaltado uno de ellos en verde, haciendo referencia a la responsabilidad extendida del productor

Acerca del autor

Redactor

de GTA Ambiental

Tabla de Contenidos

Cada vez que consumimos algo, generamos un residuo. Entonces, ¿quién debería de gestionar lo que se haga con ese residuo? ¿Sería el consumidor por adquirirlo o el productor por generarlo? O bien, ¿no sería tarea del gobierno asegurar su correcta disposición?

Es cierto que los consumidores son responsables de los productos que compran para satisfacer sus necesidades. Pero el productor no puede deslindarse del producto después de la venta. Ni el gobierno quedarse al margen pues debe garantizar el bienestar de sus ciudadanos, aunque tienen una capacidad limitada y con una población en crecimiento exponencial que dificulta esta tarea.

Por esta razón, el productor debe asumir su responsabilidad en la gestión de residuos, ya que en sus decisiones puede estar la solución y de eso trata la responsabilidad extendida del productor, que explicaremos en este artículo.

La Responsabilidad Extendida del Productor

La Responsabilidad Extendida del Productor (REP) es un enfoque de gestión de residuos que busca que los fabricantes y productores sean responsables del ciclo de vida completo de sus productos, desde su fabricación hasta su disposición final, separando esta responsabilidad del consumidor.

Por su parte, la OCDE define la REP como “un abordaje de política ambiental en el que la responsabilidad de un productor hacia un producto se extiende a la etapa posterior al consumo del ciclo de vida de un producto”.

Este concepto fue mencionado por primera vez en 1990 por Thomas Lindhqvist en el reporte “Modelos para la responsabilidad extendida del productor”. Luego se convirtió en un principio ambiental de la OCDE y actualmente se implementa en las leyes de muchos países, como es el caso de México con la Ley General de Economía Circular.

¿Por qué es tan importante?

Primeramente, la REP es importante para nuestra sociedad porque los residuos no desaparecen mágicamente. Necesitan un tratamiento que alguien debe de gestionar, pero si los involucrados se lavan las manos, el problema del exceso perpetúa con las consecuencias que ya conocemos como contaminación, cambio climático y deterioro de la biodiversidad.

Por otro lado, la Responsabilidad Extendida del Productor sirve para aliviar la carga financiera de la gestión de residuos a los gobiernos locales y ésta es una de las razones principales por lo cual la REP es impulsada en leyes y organismos internacionales.

Para las empresas es de suma importancia pues se relaciona con la sostenibilidad corporativa, ya que si una empresa cumple y promueve la REP su sostenibilidad será beneficiada, teniendo beneficios como una mejor reputación.

Además, representa la oportunidad de crear nuevos modelos de negocios. En otras palabras, las empresas pueden generar capital y al mismo tiempo gestionar adecuadamente los residuos de sus productos a través del reciclaje y valorización de residuos.

Un ejemplo puede ser una campaña en la industria de la moda que consiste en otorgar cupones a sus clientes a cambio de prendas de ropa residuales, para luego reciclarlas. Así promueve ventas mientras que puede vender o usar el textil recolectado. Ambas opciones, le permiten ser más sostenible.

¿Cómo ejercer esta responsabilidad?

Si eres una empresa y estás buscando ejercer la REP, te daremos tres maneras en la que puedes hacerlo:

1. Rediseñando tu producto

El diseño de un producto (incluyendo el envase) tiene un impacto directo en la generación de residuos, ya que en este proceso se elige su material, tamaño y peso. Por esta razón, se debe diseñar o re-diseñar el producto pensando en de antemano en cómo se van a gestionar los residuos que va a generar y elegir oportunamente materiales compostables retornables o reciclables.

Estos cambios pueden ir desde un cambio en el empaque, hasta una reformulación del producto. Ejemplo de esto son los shampoos en barra que cambia en fórmula y empaque, para reducir los residuos generados.

Otro ejemplo sería una empresa de pasta dental. Lo primero que debería plantear es eliminar los empaques innecesarios. ¿La caja de cartón es necesaria? Para que la pasta “funcione”, no. Pero quizá para la logística sí. En ese caso, ¿qué pasará con ese empaque una vez que ha llegado a su destino? Hay que asegurar entonces que el cartón sea reciclable y prescindir de aquello que pueda dificultar su reciclaje, incluso si es por motivos estéticos como el incluir láminas de otro material para darle un efecto brilloso.

El etiquetado también es un ajuste de diseño importante pues son un medio en el que se puede otorgar información valiosa de cómo segregar o disponer el producto una vez que se convierta en residuo. Por ejemplo, un envase plástico de detergente debe tener su código de identificación de plástico, que comúnmente es el 2 HDPE. Así mismo, un envase compostable debe indicar que lo es para que no sea segregado en los residuos no compostables.

Sin embargo, es importante asegurarse de que estas etiquetas no sean un obstáculo para el reciclaje del producto. Para ello se debe considerar de qué tipo de material están hechas, su facilidad de ser removidas e incluso la tinta con la que están impresas. No hay una regla general pues cada producto es distinto. Habrá envases de cartón cuya etiqueta puede estar impresa directamente sin ser un problema, pero un envase de vidrio con impresión, difícilmente será reciclable.  

Tipos de plástico para reciclar haciendo referencia a la responsabilidad extendida del productor

2. Nuevos modelos de negocios

Se trata de reestructurar el modelo convencional, adaptando innovaciones que habiliten el cumplimiento de la REP que pueden ir desde infraestructura, actividades clave o crear nuevas relaciones con aliados clave. Hay que considerar que estos cambios implican una inversión de recursos, pero a cambio, te permite cumplir con la REP, fomentar el reciclaje, generar nuevos empleos y ser parte de la economía circular.

El ejemplo que mencionamos anteriormente en la industria de la moda es un modelo de recolección y reciclaje, donde la empresa facilita la infraestructura para recolectar los residuos de sus productos y valoriza este material. Y este modelo no solo se limita a la industria de la moda, sino a cualquiera que utilice materiales reciclables como plástico, cartón, madera o incluso llantas.

En la industria de bebidas carbonatadas, se podrían hacer alianzas con sus clientes pequeños y grandes, es decir, tienditas y supermercados, para que se transformen en centros de acopio de botellas PET; de esta manera, se aprovecha los traslados de entrega de producto para recolectar el PET residual y posteriormente la empresa se asegura que el material sea reciclado correctamente y aprovechar este plástico reciclado para la producción de nuevas botellas.

Un último ejemplo sería la colaboración entre los productores que gestionan sus residuos para que sean convertidos en combustible (CDR) en las cementeras. Pero insisto, no es algo que se hace de la noche a la mañana y para que sea sostenible económicamente, debe analizarse a profundidad y para eso estamos en GTA Ambiental.

3. Responsabilidad financiera

Las empresas también logran tener Responsabilidad Extendida del Productor mediante el financiamiento de campañas y/o proyectos que buscan darle una disposición final correcta a los residuos. Por ejemplo, siendo el inversor de la instalación de un centro de reciclaje municipal o invirtiendo en bonos sostenibles que tengan el propósito de incentivar proyectos de economía circular.

Así mismo, dentro de esta responsabilidad financiera está el pagar los impuestos ecológicos ocasionados por sus residuos, específicamente los impuesto por almacenamiento y/o disposición de residuos que respaldan la Ley de Hacienda de Guanajuato, Querétaro y Zacatecas.

Por un mejor mundo

En definitiva, la Responsabilidad Extendida del Productor es necesaria para alcanzar el desarrollo sostenible, ya que si dejamos toda esta responsabilidad en el consumidor se avanzará a un ritmo más lento que el ritmo de generación de residuos.

Las empresas, al poner al servicio de la economía circular sus recursos, tienen un impacto mucho mayor. Además, el tradicional modelo de negocio en el que prioriza la rentabilidad a costa de la sociedad o el medio ambiente debe quedar atrás pues, ¿de qué sirven grandes utilidades si no hay un planeta para gastarlas?

Por esta razón, invitamos a las empresas a asumir esta responsabilidad y les recordamos que aunque el camino es largos, en GTA Ambiental queremos ayudarte a que sea más fácil con nuestra experiencia y tecnología para reciclaje de residuos.

Referencias

Compartir:

Tabla de Contenidos
¡Descarga nuestro e-book!

Conoce cada uno de nuestros servicios, ¡así como nuestros casos de éxito!

Artículos relacionados

13 febrero, 2024

/ 9 minutos de lectura

23 enero, 2024

/ 10 minutos de lectura

19 diciembre, 2023

/ 12 minutos de lectura

21 noviembre, 2023

/ 1 minutos de lectura

31 octubre, 2023

/ 9 minutos de lectura

¡Deja tu proyecto en manos de expertos!
Scroll al inicio
E-book de proyectos de GTA Ambiental
¡Descarga nuestro e-book!

Conoce cada uno de nuestros servicios, ¡así como nuestros casos de éxito!