La energía renovable con gestión

La energía renovable con gestión

Cuando por primera vez en una reunión de trabajo con el personal de la empresa estatal de manejo de energía escuche el termino “energía renovable con gestión”, me pareció algo extraño que merecía ser investigado. Realmente tenia razón la persona que lo dijo, ahora que hemos caminado resulta que no todo es tan simple como: » la energía no se crea ni se destruye, sino solo se transforma “, para fines prácticos en su aprovechamiento, es importante poder controlarla plenamente y predecirla. Esto es muy claro cuando hacemos una comparación entre la energía procedente de fotoceldas solares, energía eólica, la generada por biomasa agrícola y la de los residuos. Definitivamente predecir que va a pasar con el sol el día de hoy en términos de su radiación, es algo que va mas allá de los metereologos y no puede ser visto mas que como una estadística anual para fines prácticos de proyección. Es decir la radiación promedio anual en esta zona en la que usted quiere instalar sus fotoceldas, puede alcanzar “X» KWh en promedio durante el año. Pero ademas todos los días y esto si es seguro existe una discontinuidad en su producción, pues hay día y noche, por lo que finalmente y nuevamente en promedio, tenemos en el mejor de los casos entre 5 y 6 horas de producción promedio diarias. Es decir generamos únicamente la cuarta parte del día con la inversión que se realiza, ni en el mas agresivo de los esquemas laborales se tiene este resultado, menos de un turno de trabajo. En el caso de la energía eólica , las cosas no son muy distintas, cual va a ser el flujo de las corrientes de aire el día de hoy ? y «repliega los alabes porque viene el huracán”, son una realidad, mas allá del control del ser humano. Por lo tanto el origen y fuente de energía es la clave, está debe ser continua y de calidad controlada para poder ser gobernable y por lo tanto predecible, la maquinaria cuenta, pero asumimos que es bastante robusta y fiable. La biomasa agrícola cultivada, parecería en primera instancia la solución, y es bastante mas clara en cuanto a su predicción de disponibilidad, pero nuevamente depende de la cosecha y a su vez de la estabilidad del clima, así como del riego, por lo que nuevamente tiene su alertas a controlar.
Por lo que si seleccionamos esta opción para producir nuestra energía, debemos siempre tener en cuenta la existencia de fuentes alternas de suministro de biomasa, para garantizar la continuidad con disponibilidad y cercanía. Al final del camino, no hay cliente al que le guste la terrible noticia, de “ hoy no te entrego tu producto porque no tuve materia prima, ni proceso que lo aguante”. Si hay algo que producimos todos los días irremediablemente y en gran volumen, son desechos. Ya sean industriales, comerciales o urbanos, estos siempre se generan. Por ello si queremos una fuente segura de sumistro de materia prima que nos permita, continuidad en la producción y en consecuencia la gestión de la energía que podemos producir con ella, debemos darle su verdadero sentido y valía a lo que los residuos nos ofrecen. Por lo que en resumen: Una fuente permanente, de suministro de energía garantizada son las ciudades, a través del aprovechamiento de sus residuos, sin entrar mas allá en las siguientes discusiones de sus problemas asociados. Algo interesante e importante en que pensar, para dar un paso en el sentido correcto de la solución a dos grandes problemas comunes a las sociedades,
MANEJO DE DESECHOS Y ENERGIA.
Fernando López
GTA AMBIENTAL