Nuestro Blog
"El valor de los residuos"
"El valor de los residuos"

Compartir:

Compartir en linkedin
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp

¿Cómo se maneja el residuo sólido en México?

¿A dónde se van después de tirarlos?

14 septiembre, 2021

/ 11 minutos de lectura

Bolsas de basura negras con cintos rojos

Acerca del autor

Fotografía de Verónica Vilet, autora en el blog de GTA Ambiental

Redactora

de GTA Ambiental

Tabla de Contenidos

¿Te has preguntado dónde se encuentra toda la basura que has generado? Piénsalo… ¿A dónde se fue la envoltura de la pasta de dientes que usaste esta mañana? ¿Qué pasa con la botella de jugo que bebiste el fin de semana después de depositarla en el bote de la basura? Los residuos no desaparecen por arte de magia, simplemente se apartan de tu vista y muchas veces no se almacenan de la manera correcta. Un manejo adecuado de residuos sólidos es una estrategia clave para disminuir el impacto social y ambiental que traen consigo, pero antes de adentrarnos en qué es un relleno sanitario, qué es una planta de separación de residuos y qué es un vertedero a cielo abierto, comencemos por la más básica.

¿Qué son los residuos?

Los residuos son definidos por la SEMARNAT como “materiales o productos que se desechan”, estos pueden venir en distintas formas: gases, líquidos, semisólidos y sólidos; dentro de estos últimos se encuentra la clasificación de los residuos sólidos urbanos (RSU), desechados en las casas y resultado de la actividad doméstica. Es decir, el RSU es lo que conocemos como basura.

¿Cuál es el estatus actual de los residuos en México?

En México, la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de Residuos (LGPGIR) es la que se centra en garantizar la protección del medio ambiente a través de un manejo correcto de los desechos, y representa de suma importancia que cualquier actor que genere residuos la conozca para poder disponer de los mismos de manera adecuada.

¿Cuántos residuos se generan en México?

Diariamente en México se generan 120,128 toneladas de residuos, de las cuales son recolectadas 100,751 ton, esto representa un 83.87%. Sin embargo, es importante que no solo veamos los promedios; dentro del país los municipios que están más desarrollados económicamente son los que tienen una mayor cobertura de recolección con más de 90%, mientras que en las zonas rurales tan solo el 13% de los residuos generados son recolectados (SEMARNAT, 2020).

Factores que influyen en la generación de residuos

La cantidad de desechos que generamos los mexicanos a lo largo de los años ha incrementado de manera considerable, pues un aumento de la urbanización y del PIB viene de la mano con aumento del uso de materiales y por lo mismo un aumento de residuos: del 2003 al 2015 la cifra de nuestros desechos aumentó un 61.2% (SEMARNAT, 2015).

Además del PIB, algo que influye directamente en la cantidad de residuos generados por estado es el número de habitantes: el Estado de México, la Ciudad de México, Jalisco y Veracruz encabezan la lista de los mayores generadores de residuos, mientras que los menores son Baja California Sur, Colima, Campeche y Tlaxcala.

Fuente: Diagnóstico básico para la gestión integral de residuos (2020)

No todos los residuos llegan al mismo lugar, depende de la infraestructura que se tenga en cada municipio, de la importancia que se le da al problema, de la capacidad económica y de la cultura de cada sociedad. En México, no todos los municipios cuentan con un manejo adecuado de residuos sólidos.

¿Cómo se componen los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) en México?

En su mayoría, los residuos en México son orgánicos (33.07% residuos de alimentos y 10.84% de jardinería), esto quiere decir que tienen la capacidad de biodegradarse de manera rápida y regresar nutrientes a la tierra si estos son compostados. Además de esto, aproximadamente un tercio de lo generado tiene capacidad de ser reciclado. En otras palabras, si se logra tener una gestión adecuada de los recursos podríamos regresar a la tierra (compostar) casi la mitad de ellos, y reciclar más del 30% (SEMARNAT, 2020).

¿A dónde van a parar nuestros residuos?

No todos los residuos llegan al mismo lugar, depende de la infraestructura que se tenga en cada municipio, de la importancia que se le da al problema, de la capacidad económica y de la cultura de cada sociedad. En México, no todos los municipios cuentan con un manejo adecuado de residuos sólidos.

Existen varias alternativas para la disposición de los mismos, las cuales son explicadas a continuación.

Vertederos a cielo abierto

Los vertederos a cielo abierto son una de las formas más comunes de disposición en los países en vías de desarrollo por su bajo costo económico, pero también de las menos recomendadas por su alto costo ambiental. Según el INEGI el 87% de los tiraderos de basura en México son de este tipo.

En los vertederos, la basura se encuentra a cielo abierto, sin ser separada o recubierta, esto genera que se vuelva un foco de infección. Además de esto, se producen lixiviados (flujo de agua que ha pasado por la basura y carga sus contaminantes), los cuales pueden llegar a cuerpos de agua y contaminarlos, volviéndose una amenaza para la salud humana y ambiental. También es producido el biogás, que si se libera directamente a la atmósfera, genera un aumento de la temperatura de la tierra.

Foto de Tom Fisk en Pexels

Rellenos sanitarios

Los rellenos sanitarios son una mejor técnica para el desecho de los residuos, en los cuales se busca acomodar los residuos sólidos dentro del suelo de manera compacta y se pone una capa de tierra por cada capa de residuos con el objetivo de reducir los impactos ambientales y sanitarios. Idealmente, estos contienen un sistema de manejo de lixiviados y uno de control y captación de biogás.

Algunas de las consecuencias de estos sistemas son la deforestación de grandes áreas, además de la alteración del suelo, vegetación y fauna del lugar donde se está realizando. No llega a ser una opción sustentable pues sigue teniendo grandes emisiones de metano y dióxido de carbono (gases causantes del cambio climático), no se aprovechan los residuos eficientemente y genera malos olores.

No obstante, a pesar de que los rellenos sanitarios tienen más beneficios que un vertedero a cielo abierto, algunas de las consecuencias de estos sistemas son la deforestación de grandes áreas, además de la alteración del suelo, vegetación y fauna del lugar donde se está realizando. No llega a ser una opción sustentable pues sigue teniendo grandes emisiones de metano y dióxido de carbono (gases causantes del cambio climático), no se aprovechan los residuos eficientemente y genera malos olores.

Foto de Miroslav Gecovic en Pixabay

Plantas de tratamiento y separación de residuos

Para que nuestra basura se convierta en materia prima debe primero pasar por una planta tratadora de residuos. En estos lugares se clasifican y seleccionan los residuos que son aptos para recuperarse para ser dirigidos a procesos de reciclado, que son diferentes dependiendo del tipo de material: distintos tipos de plástico, metales, cartón, etc.

El manejo adecuado de residuos sólidos no solo reduce la cantidad de basura, sino que también ayuda a evitar extraer una gran cantidad de recursos de la tierra.

Este tipo de infraestructura nos permite darle una nueva vida a los materiales y es clave para que podamos llegar a una economía circular. Además, estas instalaciones son de gran relevancia para el desarrollo sostenible, pues nos acercan más hacia el cumplimiento del Objetivo del Desarrollo Sostenible (ODS) #11: Ciudades sostenibles. El manejo adecuado de residuos sólidos no solo reduce la cantidad de basura, sino que también ayuda a evitar extraer una gran cantidad de recursos de la tierra.

Una vez que los residuos son recolectados y clasificados, los mismos pueden ser revalorizados, ya sea convirtiéndolos en productos nuevos o aprovechando su energía, pues el biogás que liberan al descomponerse puede ser captado dentro de la planta y aprovechado para generar calor y posteriormente pueda ser utilizado en procesos industriales o para la generación de electricidad.

Planta de separación y tratamiento de residuos sólidos municipales de Querétaro.

En conclusión…

Hablar de un manejo adecuado de los residuos sólidos es hablar de salud pública, es hablar del medio ambiente y es hablar de una mejor vida para las presentes y futuras generaciones. Para que se pueda mejorar el manejo de los residuos es necesario que varios sectores actúen en conjunto, tanto el gobierno, como las empresas, así como los ciudadanos para diseñar un proyecto con la tecnología adecuada según el contexto en el que cada quien vive. Para lograrlo, se debe estar dispuesto a realizar una análisis con un ojo crítico que permita poner atención a los verdaderos problemas, tomando en cuenta las limitaciones y oportunidades del entorno que se quiere mejorar, para así crear verdaderas soluciones y no únicamente alternativas que calman la consciencia pero mantienen igual o incluso mayores costos ambientales. La primera pregunta que podemos comenzar a hacernos es: ¿A dónde van a parar los residuos de mi ciudad?

Referencias

Compartir:

Compartir en linkedin
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Tabla de Contenidos
¡Descarga nuestro e-book!

Conoce cada uno de nuestros servicios, ¡así como nuestros casos de éxito!

Artículos relacionados
¡Deja tu proyecto en manos de expertos!
Ir arriba