Nuestro Blog
"El valor de los residuos"
"El valor de los residuos"

Compartir:

Análisis de Ciclo de Vida: un vistazo integral del impacto ambiental

¿Cuál es el impacto de nuestros productos?

26 marzo, 2024

/ 13 minutos de lectura

Cubos de madera con íconos de ecología, que hacen referencia al Análisis de Ciclo de Vida

Acerca del autor

Mariana Barrios, redactora del blog de GTA Ambiental

Redactora

de GTA Ambiental

Tabla de Contenidos

Introducción

La situación ambiental actual nos demanda a todas las empresas ser muy críticos y conscientes del impacto de nuestras operaciones. Y como normalmente pueden existir sesgos a la hora de evaluar dichos impactos, es necesario tener herramientas que nos ayuden a evaluarlos para tomar decisiones más informadas y sostenibles.

Una excelente herramienta es el análisis de ciclo de vida (ACV), que nos ayuda a responder preguntas como ¿qué material contamina menos?, ¿cuál requiere de un menor consumo de agua? o en general ¿cuál tendrá un menor impacto ambiental?

Este análisis lleva una profunda investigación de fondo y abarca variables que no siempre están a la vista. Hoy aprenderemos para qué sirve y lo veremos en la práctica al analizar productos de plástico.

¿Qué es el análisis de ciclo de vida (ACV)?

El Análisis de Ciclo de Vida (ACV) es una herramienta que permite analizar el impacto ambiental de un cierto producto, a lo largo de su ciclo de vida: desde la obtención de la materia prima, su producción, uso y disposición final.

En este análisis, observamos lo que entra y sale en cada etapa del ciclo de vida de un producto para entender su impacto en el medio ambiente.

  • Entradas: Son los recursos naturales que se utilizan, desde la materia prima necesaria hasta la energía requerida para llevar a cabo el proceso, así como el agua utilizada en todo el ciclo.
  • Salidas: es lo que el producto libera al medio ambiente una vez que ha cumplido su función o ha sido desechado. Esto abarca las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), las aguas residuales, los residuos sólidos, y la liberación de sustancias peligrosas en el aire y la producción de sustancias tóxicas.

Etapas del Análisis de Ciclo de Vida

Contemplando las directrices de la ISO 14040, un ACV consta de cuatro etapas.

La etapa 1 define los objetivos a evaluar, la etapa 2 recopila información, la etapa 3 evalúa el impacto del producto y la etapa 4 interpreta los resultados y ofrece recomendaciones durante todas las etapas anteriores, todo ello con el fin de comprender y reducir el impacto ambiental de un producto a lo largo de su ciclo de vida.

La pregunta es, ¿cómo lo ponemos en práctica? Veamos un ejemplo de cómo sería evaluar botellas de plástico como envases. Recuerda que esta es una herramienta que requiere de mucha investigación, así que veremos únicamente a grosso modo lo que deberías considerar.

Etapa 1: Definición y objetivos.

  • Primero definimos ¿qué queremos evaluar? Puedes considerar aspectos como consumo de agua y consumo de energía, y/o gases de efecto invernadero para la producción de botellas de plástico. Esto dependerá totalmente de ti y de las prioridades de tu empresa. Habrá compañías que les interese conocer la producción de smog y otras no.
  • ¿Para qué? En este caso, el propósito es comparar el impacto ambiental vs. otros materiales y elegir la que menos daño genere al ambiente.
  • ¿Cuál sería el alcance del análisis?
    Si bien es necesario analizar todo el ciclo de vida (desde la extracción de los materiales, hasta el final de la vida útil), tú defines qué tan exhaustivo en cuanto especificaciones de los distintos procesos, como el tipo de disposición (si se recicla, termina en el relleno sanitario o si pasa por algún otro proceso), el tipo de fuente de energía (renovable o no renovable), entre otras.
  • La unidad funcional se define en esta etapa y es el punto de referencia fundamental para todos los cálculos y evaluaciones posteriores para comparar las diferentes opciones de manera equitativa y precisa. En nuestro ACV podría ser la cantidad de líquido que contiene cada botella (por ejemplo, 1 litro) o el peso de las botellas de plástico (50 g, 1 kg, 1 ton).

Etapa 2. Inventario del ciclo de vida (ICV).

Aquí se proporciona un listado exhaustivo de las entradas y salidas de los procesos en cada fase del ciclo de vida, incluyendo consumo de recursos naturales, agua, energía, emisiones y residuos, entre otros.

  • Entradas: ¿Qué recursos se utilizan para fabricar cada botella? Agua, energía, materias primas.
  • Salidas: ¿Qué emisiones se generan? Gases de efecto invernadero, contaminantes.

Sería como elaborar una gran base de datos con toda la información relevante que te funcione para el análisis.

Etapa 3: Evaluación de impacto del ciclo de vida (EICV).

Se evalúa el impacto ambiental por unidad funcional, utilizando la información recopilada durante el inventario.

Para ello nos guiamos con las categorías de impacto ambiental (puedes consultarlas en la siguiente imagen) para analizar el daño causado y sus áreas de protección correspondientes.

Por ejemplo, en la etapa 2 hablamos de las emisiones GEI y uso de agua. Por lo que hay que preguntarnos ¿Qué impacto tienen las emisiones y el uso de recursos?
También podríamos considerar el cambio climático, acidificación, agotamiento de recursos, entre otros.

Finalmente, el daño se valora mediante un indicador (el cual pondera el daño para las distintas categorías de impacto, como puede ser para la demanda de energía o consumo de energía), como se muestra en la siguiente imagen.

Etapa 4: Interpretación de resultados y recomendaciones para reducir el impacto sobre el medio ambiente.

  • Para esta etapa hay que preguntarnos: ¿Cuáles son los puntos críticos? Es decir, ¿en qué etapa se genera mayor impacto? (extracción de materia prima, uso de energía, consumo de agua, etc.).
  • Después del análisis, debemos concluir: ¿Cómo reducir el impacto ambiental? ¿Qué material es la mejor opción?
  • ¿Qué tan confiable es el estudio? Si hubo alguna limitación durante el estudio, aquí hay que aclararla. (si la información es reciente, si el proceso para la obtención del dato es confiable o si el dato aplica para la zona geográfica). También es importante mencionar los desafíos observados en las etapas 2 y 3.
  • Conclusiones y recomendaciones para el producto.

Resultado del Análisis de Ciclo de Vida del plástico

La American Chemistry Association quiso responder mediante un ACV a la pregunta: “¿Cuál sería el impacto ambiental de reemplazar todos los envases plásticos por materiales sustitutos?”. Los resultados obtenidos revelaron que el plástico tenía un menor impacto ambiental en comparación con otros materiales de empaquetado utilizados como sustitutos (acero, aluminio, vidrio, entre otros).

Ecoplas. (2022). Análisis de ciclo de vida de los productos para un menor impacto ambiental.

Pero también es de considerar que, para los procesos de acero y aluminio, se contemplan procesos para la extracción de minerales, y para el caso del vidrio, las altas temperaturas para los procesos, que repercuten en el impacto ambiental final del producto. Estas son el tipo de consideraciones que debes realizar al momento de hacer un ACV, para contar con un análisis crítico.

Al momento de consultar los resultados de un ACV, o al realizar uno, debes ser consciente de todas las consideraciones que estén contemplando, al mismo tiempo que deberás poder analizar qué enfoque te funcione más, dependiendo del objetivo que tengas con el ACV y el tipo de aplicación (marketing, estrategia de negocios, formulación de estrategias, etc.).

La oportunidad de negocio que cuida al planeta

Aunque hayamos llegado a la conclusión de que los envases de plástico tienen un menor impacto que el resto de los materiales (acorde con los resultados de este estudio del 2018 ), no nos exime de la responsabilidad de disponer de ellos correctamente.

La ventaja es que el plástico es un material reciclable que con la tecnología adecuada, puede aprovecharse y reintegrarse en la economía circular.

En GTA Ambiental trabajamos de la mano con Lindner Washtech, para ofrecerte las mejores líneas y equipos para reciclaje de plásticos, para crear proyectos rentables que cuiden al planeta.

El ACV como herramienta para ser más sostenibles

El Análisis de Ciclo de Vida (ACV) es una herramienta bastante compleja que conlleva una gran investigación de fondo, pero al mismo tiempo es invaluable para las empresas, ya que proporciona una base sólida de información para el desarrollo de estrategias de impacto ambiental a lo largo del ciclo de vida de un producto, ya que te permite identificar dentro de qué áreas del proceso se tiene un mayor impacto y qué factores pueden influir en que sea menor (como es el caso del reciclaje).

Después de realizar un ACV, aprendimos que al menos en el caso de envases, el plástico tiene un menor impacto ambiental. Y la ventaja es que es un material reciclable que podemos valorizar con la tecnología de Lindner Washtech y contribuir a disminuir el impacto ambiental.

Es importante ser muy críticos apoyándonos en herramientas como ésa para enfocarnos en las soluciones que nos lleven hacia un futuro más consciente, entendiendo tanto los impactos positivos como negativos que tienen nuestros productos en el medio ambiente.

Referencias:

Compartir:

Tabla de Contenidos
¡Descarga nuestro e-book!

Conoce cada uno de nuestros servicios, ¡así como nuestros casos de éxito!

Artículos relacionados

28 noviembre, 2023

/ 1 minutos de lectura

5 septiembre, 2023

/ 9 minutos de lectura

8 agosto, 2023

/ 1 minutos de lectura

30 mayo, 2023

/ 2 minutos de lectura

25 abril, 2023

/ 1 minutos de lectura

¡Deja tu proyecto en manos de expertos!
Scroll al inicio
E-book de proyectos de GTA Ambiental
¡Descarga nuestro e-book!

Conoce cada uno de nuestros servicios, ¡así como nuestros casos de éxito!